Claves de un buen marketing para psicólogos

claves-de-un-buen-marketing

Claves de un buen marketing para psicólogos

Hoy veremos de las claves de un buen marketing para psicólogos. Lo cierto es que la pasión, la constancia y el esfuerzo son las claves de cualquier proyecto que quieras llevar a buen término. El marketing no deja de ser el trabajo que realizas para dar a conocer lo que haces: tu pasión, tu profesión, tu forma de vivir y de estar en el mundo.

Pasión

Porque ya lo hemos repetido en otras ocasiones. Ser psicólogo y ejercer la psicología es vivir una pasión. Jamás llegarás a ser un gran profesional si  no hay en ti el ingrediente básico de la profesión: la pasión.

Podrás estar, escuchar. Incluso podrás aconsejar y ayudar, pero en tu interior faltará la magia que hace posible el cambio. No habrá transformación si no ejerces con toda la intensidad. Sin el amor, que te permite ayudar a mejorar las vidas de quienes sufren. Y eso solo se consigue si hay pasión en ti.

Constancia

En el marketing para psicólogos no es suficiente con lanzar una campaña y esperar a que suceda la magia. Tu producto eres tú. Y eso es un gran tesoro que, a su vez, entraña el mayor de los peligros. Porque has de estar disponible para tus clientes. Has de mantener la constancia en tu actividad.

No puedes permitirte el lujo de cansarte y dejarlo para otro día. Porque, a la larga, la falta de constancia te hará desaparecer de la mente y de los corazones de tus clientes/pacientes.

Necesitas mantenerte disponible, aún cuando no haya nadie ahí. Incluso cuando parezca que no hay nada más que soledad a tu alrededor, que nadie se acuerda de ti en busca de ayuda, has de permanecer. Porque no sabes en que momento va a sonar el teléfono. No sabes cuándo tus acciones para darte a conocer van a dar su fruto.

La constancia tiene mucho que ver con la fe. Y para vivir de la psicología, de tu pasión, necesitas tener fe que mantenga viva la llama de tu constancia.

Esfuerzo

Porque no es fácil. Y si alguien te dijo que sería fácil no te contó toda la verdad. Por suerte nuestro cerebro ha sido «cableado» a lo largo de la evolución para disfrutar de los logros conseguidos a través del esfuerzo. ¿Te has fijado en lo poco que aprecias aquello que consigues con facilidad? Da igual. Pon el ejemplo que tú prefieras. Siempre es así.

Cuando logramos algo que nos supuso un gran esfuerzo, lo valoramos mucho más. Y lo que es mejor, cuando recordamos el esfuerzo reaizado para llegar allí (o para conseguir eso que deseábamos), junto con el recuerdo, nos vuelven las mismas sensaciones. Emociones de satisfacción y plenitud.

Ahora céntrate en el trabajo que necesitas realizar para conseguir más clientes y hazlo con pasión, constancia y esfuerzo.

Aquí estaremos para apoyarte y acompañarte cuando lo necesites. Recuerda que estas son sólo tres claves de un buen marketing para psicólogos. Hay mucho más que puedes hacer para darte a conocer y vivir bien de tu pasión.

¡¡A por ello!!